El 1 de enero de 2013 entró en vigor el nuevo reglamento de facturación, que ya no recoge la posibilidad de emisión de tique. Se deberá emitir siempre factura.

 

Se crea la factura simplificada, cuando el importe de los bienes o servicios sea inferior a 400 € (IVA incluido) o, en las actividades en las que antes se podía emitir tique (comercio al por menor, hostelería, peluquerías, transporte de personas, …), si es inferior a 3.000 € (IVA incluido)  y siempre en caso de factura rectificativa.

 

La factura simplificada tiene mayores requisitos, como la inclusión del nombre y NIF del receptor, detalle del producto o servicio prestado, tipo de IVA y número correlativo de factura.

 

Por ello a partir del 1 de enero de 2013 el tique dejará de ser un documento contable justificativo de un gasto y no lo podremos deducir fiscalmente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button